¿Cómo me cepillo los dientes?

A continuación vamos a enseñaros a cepillar los dientes de una manera efectiva para minimizar el impacto de la placa bacteriana sobre ellos.

Una correcta higiene bucal es fundamental para mantener una buena salud oral. Nuestro principal objetivo como profesionales de la salud es concienciar y conseguir que nuestros pacientes adquieran unos hábitos higiénicos excelentes.

El cepillo es el instrumento más eficaz para eliminar la placa bacteriana que produce las enfermedades bucodentales (la caries y la enfermedad periodontal); es el más eficaz de todos los métodos de control de placa. Debemos elegir un cepillo adaptado al tamaño de nuestra boca y a nuestra edad, de dureza media (los duros son un poco lesivos para la encía y los suaves se estropean antes y el paciente suele hacer más fuerza con ellos). Los cepillos eléctricos y los manuales cepillan exactamente igual de bien. Personalmente recomendamos el Cross-Action de Oral B (que es un cepillo manual). Evita los cepillos de mala calidad y consigue siempre alguno de marca conocida (Oral-B, Vitis, Gum, etc.) 

TÉCNICA DE CEPILLADO:

El cepillo se debe colocar inclinado mirando hacia la encía unos 45º respecto al eje de los dientes. Una vez en esa posición se realizan movimientos de vibración trazando círculos pequeños para facilitar que las cerdas del cepillo entren en los espacios interdentales y en el surco de la encía. Luego, movemos el cepillo hacia fuera para arrastrar toda la placa bacteriana blanda. Este paso se debe hacer de 4 a 5 veces por cada diente o cada dos dientes, que es lo que coge el tamaño de la cabeza del cepillo, y repetirlo así en el resto de la boca, tanto por fuera como por dentro de los dientes.
Si usamos cepillo eléctrico hay que dejarlo posicionado sobre el diente unos instantes y realizar movimientos que acompañen a la curvatura de los dientes.

Aquí tienes un enlace donde puedes ver el vídeo con ambas técnicas de cepillado.

Por último usaremos la seda dental para limpiar los espacios interproximales muy pequeños, o los cepillos interdentales para los espacios más grandes. Y después del cepillado de los dientes debemos cepillar la lengua, pues es en ella donde más placa se acumula al tener una superficie muy rugosa e irregular. Existen raspadores linguales específicos para tal fin.

Al terminar de cepillarte los dientes debes secar el cepillo y guardarlo en un lugar fresco y seco, y sin su tapa de protección (si la tuviese).

TIEMPO DE CEPILLADO:

Un cepillado de 2 minutos de duración deja el 50% de la placa bacteriana. Por ello, el tiempo mínimo de cepillado recomendado es de 4 a 5 minutos.

¿Y QUÉ PASTA USO?

La pasta dentífrica que usemos no es importante. Se recomienda usar pasta con alto contenido en Flúor (más de 1100 ppm de flúor, casi todas las pastas conocidas lo tienen), y que no sea muy abrasiva (evitar las pastas blanqueadoras). Con la cantidad del tamaño de un guisante es suficiente para el cepillado.

Si eres un paciente propenso a sufrir caries te recomendamos que uses pastas con mayor contenido en flúor de lo normal (2500-5000ppm).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Cuando clique en "aceptar" desaparecerá este mensaje ACEPTAR
Aviso de cookies