Me duele una muela

Sabemos que tener un dolor de muelas es algo muy molesto y, en ocasiones, incapacitante para llevar una vida normal. 

Lo primero que pensamos es qué podemos hacer para disminuir o calmar ese dolor. Si buscas en Google te saldrá que acudas a tu dentista para que te prescriba la medicación adecuada e instaure el tratamiento que crea más oportuno, o si esto no es posible que acudas al servicio de urgencias del centro de salud. Esto debe ser así, pero ante la imposibilidad de acudir a estos sitios ahora mismo te encantaría tener un amigo Dentista al que poder preguntarle qué me tomo para este dolor.

Vayamos a la causa.

La gran mayoría de las veces el dolor de un diente o muela está producido por una caries (visible o no a simple vista) que afecta al nervio. Este dolor suele ser intermitente, muy intenso, producido por algún estímulo como el frío (también puede ser con el calor) y suele durar unos minutos que se nos hacen interminables. A veces se calma con el frío, con el calor, apretando con un dedo la muela que duele…y otras veces no se calma de ninguna manera. 

AVISO: No somos partidarios de la automedicación, por lo que te pedimos que leas detenidamente el prospecto de cualquier medicamento ANTES de tomarlo. Si estás embarazada o das el pecho, tienes hipertensión, enfermedades del hígado o del riñón o cualquier enfermedad crónica o tomas medicación de manera habitual o tienes la más mínima duda deberías ir a tu médico antes de tomar un nuevo medicamento por tu cuenta. Tu farmacéutico también puede ayudarte.

Para este tipo de dolor  de diente funciona muy bien los Analgésicos tipo Ibuprofeno 600mg (Espidifen®  600mg, por ejemplo) o Dexketoprofeno 25mg (marca más conocida Enantyum®  25mg, y si es en solución oral mejor que en comprimido, pues su efecto es más rápido).  Ante dolores extremos que no calman con lo anterior es posible que necesites mezclarlo con analgésicos más potentes, para los cuales sí necesitarás receta médica. El más usado para los dolores de muelas es el Tramadol 50mg, un analgésico que actúa a nivel del sistema nervioso central. Casi nunca es necesario llegar a ese extremo.

Si el Paracetamol o el Nolotil®  (Metamizol magnésico) o cualquier otro analgésico te gusta más también puedes optar por él. Usa el analgésico que mejor te funcione, y acude pronto a tu dentista, no lo dejes pasar.

A parte de los analgésicos, suele haber infección en los tejidos alrededor del diente, por lo que en ese caso deberás acudir sí o sí al dentista a que te explore y recete el antibiótico más recomendado para tu caso.

Otras situaciones:
  • Dolor por la erupción de la muela del juicio. Suele ser en pacientes de 16 a 20 y tantos años, producido porque la muela del juicio intenta salir y no tiene sitio, con lo que la encía de por encima se inflama, se le acumulan bacterias, se infecta y se vuelve un proceso vicioso de inflamación, acúmulo de bacterias e infección. En este caso recomendamos enjuagarse frecuentemente con una mezcla de agua + sal yodada, que te ayudará a disminuir la inflamación, cepillarse muy muy bien la zona afectada (te sangrará al tocarla lo cual es normal por la inflamación) y acudir al dentista para que te lo trate. Si te duele lo suficiente para tomar un calmante usa Ibuprofeno 600mg o Dexketoprofeno 25mg (Enantyum®  25mg) en solución oral.
  • Dolor por una infección crónica de la muela: a veces hemos podido sufrir un episodio de dolor en una muela que se haya calmado, y que vuelva al cabo de unos meses e incluso años pero ésta vez de manera más suave. Puede ser por una infección crónica que está dando la cara de nuevo. Puedes tomar cualquiera de los analgésicos descritos con anterioridad y acudir a tu dentista para que te lo valore.
  • Dolor por una fisura: es un dolor de moderado a fuerte, generalmente aumenta cuando mastico con esa zona o tomo algo frío, tanto que no me deja masticar por ahí. En el resto de dientes puede o no haber signos de desgastes dentarios (te faltan las puntas de los caninos, por ejemplo), puede que te falten muelas y sobrecargues las que hay… Son difíciles de ver y diagnosticar. Deberías ir a tu dentista cuanto antes, y mientras tanto reposa la zona y toma algún analgésico si el dolor va a más.
  • Dolor muscular o articular: aunque es poco frecuente, los dolores de la articulación mandibular y de los músculos bucales pueden producir episodios dolorosos como si de una caries se tratase. Este tipo de dolor es más difícil de diagnosticar y es probable que requiera la visita a algún especialista en ATM y oclusión.
  • Dolor post extracción: aunque una extracción dentaria no suele llevar dolores asociados, hay algunas ocasiones en que se infecta el lecho donde estaba el diente produciendo una Aveolitis. Es una infección dolorosa, que responde mal tanto a los analgésicos como a los antibióticos. Acude donde te hicieron la extracción para que te valoren la zona.
  • Dolor tras un tratamiento: si hace relativamente poco te han hecho un tratamiento en la boca y te duele, ve a donde te lo hicieron para que te lo valoren. Generalmente el dentista que te lo hizo te advirtió de las posible molestias y qué hacer para solventarlas. Sigue sus instrucciones y todo deberá ir bien.
Recuerda:
No te automediques con antibióticos sin saber si tienes una infección. Que tomes más o menos analgésicos tampoco es algo grave, pero que juegues con los antibióticos sin saber sí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Cuando clique en "aceptar" desaparecerá este mensaje ACEPTAR
Aviso de cookies